Conéctese con nosotros

DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER

QUEREMOS MÁS QUE FLORES.

Publicado

, el

   697 Lecturas

Debo reconocer que las flores son hermosas, adornan con sus formas y colores cualquier espacio sin vida, sin embargo, las mujeres estamos cansadas de que se hayan convertido en regalos preferidos de algunos hombres para fechas especiales, como cumpleaños, día del amor e incluso como mecanismo de redención para disculparse por algo “malo” que nos hayan hecho.

Saben por qué no queremos flores este 8 de marzo, porque necesitamos mucho más de ustedes queridos hombres y de la sociedad completa. Necesitamos ser reconocidas, necesitamos ser respetadas, necesitamos ser apoyadas, necesitamos que ustedes compartan a la par nuestras labores de casa, necesitamos y merecemos descansar de tantos roles que debemos enfrentar.

Y créanme que este no es un discurso de odio, no, en ningún caso es así, es un grito de auxilio, es un texto que quiere llamar tu atención este 8M, ya estamos cansadas de que el discurso con palabras bonitas y el ramo de flores pague la deudas con el género femenino.

Este 2021 es un año nuevamente complejo para nosotras las mujeres, seguimos en pandemia, estamos presionadas en muchos ámbitos, debemos continuar trabajando sin parar, debemos seguir incansablemente desarrollando las labores domésticas en nuestras casas, haciendo las compras en el supermercado, cocinando, llevando a nuestros hijos al médico, pendientes de la obligatoriedad de sus clases en línea, ayudando a hacer las tareas académicas, tratando de manetenernos activas… de manera saludable, teniendo una imagen de arregladas y bonitas, usando tacones y fajas. .. Corriendo de aquí para allá, y súmale a todo esto el peso enorme de la culpa.

Querásmolo o no todas hemos sentido culpa en algún momento, como por ejemplo, porque fuimos madres y debemos volver a trabajar, porque tuvimos que dejar a nuestros hijos a cargo de personas extrañas cuando estaban enfermos porque no quisimos faltar al trabajo, o porque no aceptamos un cargo gerencial para tener más tiempo para nuestro hijos, o porque nos quitaron un cargo gerencial porque íbamos a convertirnos en madres, también hemos sentido culpa por pedir un aumento de sueldo en nuestro trabajo por el simple hecho de sentirte menos capaz frente a tu compañero que hacía la mismas labores pero él era hombre y estaba mejor posicionado.

Aunque sería muy injusto solo hablar de nosotras las mujeres que tenemos hijos, también están aquellas que no son madres, por decisión personal que es muy válido y aquellas que no han podido por causas naturales y que luchan por querer convertirse en madres, en ambos casos con una presión despiadada de la sociedad que nos obliga a jugar ese rol maternal, como si sólo nuestro objetivo principal sea la procreación.

También incluyo a las que nacieron con un sexo biológico que no las representa pero que aun así, se sienten tan mujeres como cualquiera de nosotras.

Mención a parte para aquellas mujeres, las que no están, las que murieron en manos de un hombre que las creía de su propiedad, a ellas, a las que les llevamos miles de flores cuando ya era demasiado tarde.

¿Se dan cuenta de que nuestra carga es pesada, muy pesada, y queremos hacerlo bien en todos los ámbitos?

Todas, todas las mujeres tenemos luchas distintas y todas son válidas, porque nuestras batallas son grandes ya que estamos inmersas en una sociedad que es injusta para nosotras, pero aun así nos destacamos y salimos adelante a pesar de los prejuicios y el trabajo doble o triple que hacemos día a día.

Por eso queremos más que flores, queremos respeto, tiempo, dedicación, compartir responsabilidades, roles y culpas, compartir libertades y espacios. Y por sobre todo queremos vivir sanas y salvas, seguras, sin temores, sin golpes, sin cicatrices, sin violencia.

Que este 8 de marzo dediquemos un tiempo para la reflexión y seamos un aporte para que esta inequidad sea cada vez menor.

Continuar leyendo

Provincia de Arauco

Mas Vistos